CEE

La certificación energética de los edificios esta regulada por el real decreto 235/2013 en vigor desde el 14 de abril de 2013; modificado por el real decreto 564/2017.

Su objetivo principal es poner a disposición de los compradores o usuarios de los edificios un certificado que les permita evaluar y comparar su eficiencia, con el fin de fomentar la promoción de edificios de bajo consumo y las inversiones en ahorro de energía con el consiguiente ahorro de emisiones de CO2.

Antes de certificar un edificio es necesario calificarlo. La calificación energética es el resultado del cálculo del consumo de energía necesario para satisfacer la demanda energética del edificio en condiciones normales de trabajo y empleo. Clasifica los edificios dentro de una escala de siete letras, donde la letra G corresponde al edificio menos eficiente y la letra A al más eficiente según el consumo de energía ylas emisiones de CO2.

La certificación energética, pues, otorga una calificación en forma de certificado  que verifica el resultado obtenido, tiene una validez de 10 años.

Los arquitectos son técnicos competentes para certificar energéticamente los edificios.

Ir arriba