Rehabilitación

Consideramos mantenimiento como el área de conocimiento que se ocupa del comportamiento de las edificaciones desde que se finaliza el proceso de construcción, hasta su substitución física (derribo o rehabilitación integral). La finalidad del mantenimiento es alargar al máximo la vida útil de los edificios. Hablamos de la vida útil, y del estado de salud de un edificio, hablamos de mantenimiento preventivo vs. rehabilitación.

Podríamos pues, establecer una relación comparativo entre lo que supone el mantenimiento para los edificios y la medicina para las personas. El edificio es nuestro paciente, el mantenimiento la ciencia que lo cura y/o evita su empeoramiento.

Ambos requieren de un proceso de largo recorrido, que consta de varias fases:

  1. Observar: reconocer el edificio, poder describirlo. En esta fase es tan importante la observación presente, realizada directamente, como la historia del edificio y los cambios que ha experimentado.
  2. Detectar: detectar indicios y/o síntomas que desencadenan finalmente en lesiones. Descubrir estas lesiones y documentarlas, de nuevo estudiar y conocer la historia del edificio es básico para poder documentar procesos reiterativos.
  3. Diagnosticar: diagnosticar es comprender los motivos que provocan una situación anómala.
  4. Solucionar: proponer la terapia adecuada al diagnostico efectuado. Esta terapia puede ser de intensidad muy variable, desde conservación, adecuación, reparación, mejora, refuerzo, substitución parcial o rehabilitación integral.

Les ofrecemos el servicio de la gestión integral de mantenimiento de su edificio, desde la inspección hasta la diagnosis de los problemas y la solución de los mismos, es decir, la rehabilitación adecuada. Así mismo le propondremos un plan de mantenimiento adecuado y personalizado.

Nuestro técnico, además del título de arquitectura superior, dispone de un postgrado en rehabilitación que lo habilita para poder realizar efectivamente estos procesos, sea cual fuere el origen de estos.

Solicite presupuesto para la redacción del proyecto rellenando un breve cuestionario, o solicite una visita con el arquitecto para que le asesore.