VIVIENDA UNIFAMILIAR AISLADA

Localización: carretera de la Rovellada 86. Colera. Girona.
Redacción Proyecto: 2007-2010. Realización: 2011-2013
Sup. construida: 839.50 m2.

El programa funcional propuesto por la propiedad debía incluir un gran garaje, una zona con mínimo de 6 dormitorios con baño que pudieran quedar independizados del resto de la casa, un dormitorio principal y una gran zona de día. Habría que priorizar las vistas y orientación de la vivienda. Otro requisito era que se querían plantas diáfanas, sin elementos estructurales intermedios.
Se priorizó la zona de sala de estar y dormitorio principal en la planta superior, ya que es la que goza de mejores vistas. Esta posición, sobre un terreno con fuerte pendiente, hacía imposible tener un jardín ante estas estancias. El jardín queda en la parte posterior. Dado esto se optó por ubicar las dependencias en dos bloques independientes, separados por una gran terraza central, orientada a sur y en las mejores vistas. Estos dos volúmenes, quedan pero unidos por un porche que los abraza, y da unidad al conjunto. En la parte posterior de esta terraza y uniendo los dos bloques se encuentra el núcleo de comunicaciones verticales. Este núcleo está concebido como un patio cubierto con mucha transparencia, que comunique visual y espacialmente todas las plantas y actúe como tragaluz de las plantas inferiores.
La planta baja en cambio, constituye un zócalo compacto, donde se disponen 6 dormitorios alrededor del gran núcleo de comunicaciones. Todos abiertos y con salida directa al jardín que se extiende frente a los dormitorios.
Finalmente, bajo este jardín, se sitúa la planta sótano, El núcleo de comunicaciones posterior se extiende hasta la fachada calle dando lugar a un gran vestíbulo acceso, que divide el aparcamiento y salas de máquinas a un lado, y una sala polivalente en la otra. Esta planta esta toda enterrada aunque el acceso de coches y peatones, dada la pendiente del terreno, quedan a cota calle. La parte posterior de la casa, en las plantas sótano y baja, queda enterrada. Se optó por separar la casa del terreno, y mantener la roca vista en lugar de realizar un muro de contención. Esta roca se aprecia desde el núcleo de comunicaciones y adquiere una gran presencia.
Se optó por utilizar esta misma piedra para revestir el zócalo de planta baja, y generar una integración máxima con el terreno. En contraposición los volúmenes de la planta superior se tratan con un revestimiento continuo de color blanco.

Ir arriba